Prevención Cuaternaria en Nutrición, con Marc Casañas.

2 años y 2 meses. Ese es el tiempo que llevaba sin publicar. Si me decido a volver, no es porque me haya reconciliado con mi parte divulgadora (esa historia la dejo para otro día), es porque quería compartiros un texto.

Un texto en el que llevamos trabajando (las dos personas autoras, Marc Casañas y yo) un tiempo. Aunque mucho más han trabajado las personas que allí dentro citamos.

Es más, en realidad pensándolo bien el texto no es nuestro, es suyo, les pertenece. Si hemos tenido tantas horas, días, meses de debate y reflexión interna, ha sido por los años que ellas (las personas en las que nos basamos la mayor parte del texto) llevan a cuestas. Por lo que desde aquí y en este preciso momento, no podemos más que agradecerles su labor y su trabajo. Sus pensamientos nos han inspirado y sus reflexiones nos han cambiado. Si en cualquier momento notáis un sólo detalle de brillantez, sin duda es mérito de ellas, no nuestro. En cambio, nos hacemos responsables de cualquier error o fallo que identifiquéis, no dudéis en decírnoslo.

aa

Dicho esto, queremos dejar claro desde un principio, cuál es nuestra declaración de intenciones:

  • No tenemos interés especial en hablar del texto. Sí en leer críticas hacia éste (Advertencia: enlazaremos críticas si acaso, no felicitaciones. “Las alabanzas en privado, las críticas en público”). En pocos sitios nos vemos hablando o asistiendo para que la persona o personas nos quieran preguntar. En el caso de Marc identifica como posibles: 1cada8horas, Navegantes de 3 cabezas, Olga Ayuso, FoCAP, co-comentar algo en algún SIAP (Seminarios de Innovación en Atención Primaria) o algún blog de alguien con quien lleve compartiendo vida bastantes años o grupo donde está (NutriSapiens) o ha estado (Dietética Sin Patrocinadores, aunque ambos ya hicimos una ponencia y hay una presentación -excesivamente larga-, colgadas ambas en el blog de la asociación). Por mi parte (Álex) no tengo especial interés en hablar de ello en ningún sitio, ni con nadie. Como mucho en alguno de los podcast que (todavía) escucho como Salud en Estéreo o Anarkomida (sin formato entrevista ni nada por el estilo, of course). En cualquier caso ambos coincidimos en que si no hablamos de él, mejor (nos gustaría leer o escuchar a la gente hablar sobre él para seguir aprendiendo de nuestros, seguramente enormes, errores). Lo que sí sabemos con mayor certeza es dónde no queremos estar exponiendo nada. Por ejemplo en ninguna Universidad en mayúsculas, como la arquitectonia universitaria excesivamente brutalista, que hace sentir a las personas estudiantes minúsculas. Casi nada. Podríamos hablar a personas que están realizando cualquier curso educativo, pero FUERA de esas instituciones. Tampoco en Sociedades Científicas como ninguna de las 3 de medicina de familia. Destacar -por parte de Marc- (negativamente) a Semfyc. En la revista “Salud2000” de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADPS) en su número 147 aparecen en una entrevista conjunta: Javier Padilla Bernáldez, Sara Calderón Larrañaga, Patricia Escartín Lasierra, Francisco Ángel Guirao Salinas, Carolina Morcillo Ródenas y Marc Casañas Escarré. El último “personaje” dijo en su día (diciembre del 2015) sobre la tercera pregunta “¿Qué parte de responsabilidad tienen los profesionales de la salud, y sus organizaciones (la “casta sanitaria”; la “clase médica”, …), en el buen o mal funcionamiento del sistema sanitario?” que (respondió) “La responsabilidad de los profesionales de la salud importa tanto en corto como en largo plazo. No ceder ante presiones o calumnias, no tener miedo a la crítica y a ser etiquetado como “anti” algo, practicar una profesión más humana teniendo siempre en mente el daño al hacer y la posibilidad del no hacer. No ignorar las cuestiones ausentes de ética, no medicalizar aspectos de la propia vida misma, no convertir a ningún humano en el combustible del sistema sanitario -citando a Juan Irigoyen-… alzar la voz cuando se difiera en un protocolo o algoritmo falto de evidencia y no permitir la ausencia de vocación y devoción como derechos laborales, bajo el peligro del pensamiento de que si un trabajo nació para servir a alguien, es intocable”. Vista la injusticia que creemos (ambos) que Semfyc realizó hacia Txema Coll, ponemos aquí su monografía como acto de resistencia: 

 

no hacer AP 2

  • Como nuestra intención es ser punto de partida y no meta, iremos añadiendo al final, las actualizaciones que hagamos a los archivos aquí colgados. Será como una especie de historial de “fe de erratas” (si la persona o personas que nos lo señalan nos lo permiten, poniendo su nombre / autoría) para quitar la ilusión estática de “fin de trayecto” de cualquier texto. Y porque no habéis visto cómo fue gestado…

 

  • Haremos quizás (pero quizás no) una entrada sobre nuestra experiencia de todo el periplo de aquí a 10 o 20 años (si vemos que comentar el asunto va a ser pedagógico de alguna forma que nos parezca interesante o productiva). Creemos que todo lo que se puede crear en un periodo (de como mínimo) 10 años, es autobombo o interés relacional (entre personas interesadas en él) etc… y si acaso será después de nuestra muerte que se verá si el texto aguanta el paso del tiempo. Tampoco vamos a volver a abordar el asunto de la prevención cuaternaria en nutrición de forma “pública” en este blog. Si acaso lo haremos en el caso de pensar que nuestra visión, estas lentes, ya no son válidas. O sea, solo comentaremos en contra de nuestra tesis (y no a favor, que eso es muy fácil).

 

  • Nos hemos divertido y aprendido a partes des-iguales, asimétricas y no-lineales, escribiéndolo todo . Si la persona no se divierte, no aprende… con ello, que deje estar la lectura. Que no lo haga para “aumentar conocimiento” porque añadirá más cosas erróneas que certeras. Quizás en este momento (que está el texto subido aquí) ya está todo o casi todo lo que hemos escrito refutado. Así que si a la persona lectora no le resuena nada de lo que está leyendo, que deje de leer. Y que nos perdone por ello. Porque nos auto-declaramos culpables. Siempre hay que asumir las responsabilidades de nuestras acciones (en este caso, la escritura y publicación gratis y en abierto de este texto).

 

  • De quien más hemos aprendido ha sido de las personas que han sufrido. Pero si con nuestro conocimiento no podemos al final ayudar a estas personas, dejaremos nuestro conocimiento. Lo mismo con este texto: si notan que no les sirve para ayudar a las personas que sufren, díganoslo. O, aún más importante, si percibe la persona lectora que hay partes del texto que “dañan” de más a las personas que ya están sufriendo o han sufrido, que nos lo señalen por favor. Así sabremos qué no hay que hacer (más importante dejar de hacer que añadir algo no-útil. Que de eso trata el texto, al fin y al cabo).

 

Una vez todo aclarado y sin más dilación, os dejamos con el texto. Para facilitar su lectura lo hemos subido por partes. Todas ellas giran en torno a una idea común (mirar título) pero tratan de otras independientes. No es necesario leer, ni todas las partes (algunas son un poco peñazo y asumimos nuestra parte de culpa), ni en orden (porque éste es relativo). En cualquier caso, aquí las tenéis con un orden más o menos arbitrario:

  1. Inicio
  2. Prefacio
  3. Introducción
  4. Riesgo y sus factores
  5. Estigma
  6. Ética y moral
  7. Sistemas complejos
  8. Techos y eclipses terapéuticos
  9. Conflictos de interés
  10. Epílogo
  11. Cloenda

 

C’est fini, ¡nos leemos!

[ACTUALIZACIÓN 19/04/2020]: Carlos Ruiz nos advierte de que, en el apartado de Riesgo y sus factores, por la parte final, mostrábamos un busto de Platón y no de Trasímaco.

No necesitamos reformular los productos ultraprocesados, necesitamos reformular las políticas de salud pública.

¡Buenos días gente!

Han pasado 8 meses desde la última aparición, pero ya toca volver.

¿De qué os voy hablar hoy? Os preguntaréis (o no). Pues hoy vamos a analizar en profundidad, el último documento realizado por parte de nuestro querido Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la industria:

Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020

Partiendo del propio TÍTULO DEL DOCUMENTO, dónde se nombra, “la mejora de la composición de los alimentos y bebidas” ya podemos imaginar que no nos van a hablar precisamente de fruta, verdura, frutos secos o agua. PORQUE POCO HAY QUE MEJORAR EN ESTOS ALIMENTOS. Pero sigamos…
Sigue leyendo “No necesitamos reformular los productos ultraprocesados, necesitamos reformular las políticas de salud pública.”

Frutos secos, más allá de sus calorías.

¡Buenas tardes gente!

Tal y como venía avisando la semana pasada, toca volver a mi querido espacio virtual, toca hablar de los frutos secos…

Pero antes de ir a ello, aquí un par de precedentes que se han ido tratando estas semanas y que tal vez sería interesante que tuvieseis en cuenta:

¿SER O NO SER? ESA ES LA CUESTIÓN… (1,2)

ea

Una vez hechas las presentaciones, vayamos al grano (o al fruto seco, mejor dicho).
Sigue leyendo “Frutos secos, más allá de sus calorías.”

Dietética Con Patrocinadores, ¿es posible?

¡Muy buenas gente! Hace ya 4 meses que no me pasaba a escribir por estos lares y hoy he decidido volver.

¿El por qué? Porque quiero hablaros sobre lo ocurrido el pasado sábado 1 de Abril:

La I Jornada de Nutrición en Murcia

Cartel ponentes y patrocinadores I Jornada de Nutrición en Murcia
Cartel de la I Jornada de Nutrición en Murcia

Una primera jornada que estuvo cargada de aprendizaje, risas y buen rollo, tal y como podéis ver en el siguiente resumen, cortesía de Pablo Barcina:

 

Ahora bien, aunque esto es un micro-resumen de lo que fue el evento, hoy quiero hablaros de otros aspectos relacionados con el evento que creo, merece la pena rescatar. Otros aspectos que tienen más que ver con el Cómo que con el Cuánto.
Sigue leyendo “Dietética Con Patrocinadores, ¿es posible?”

De cuando la nutrición parecía matemáticas, con Marc Casañas.

¡Buenas tardes gente!

Hoy os traigo una blogger-colaboración, con mi compi Marc Casañas. Sé que llevo dos meses sin publicar y esas cosas, pero ha llegado el día de volver al ruedo (again).

¿Qué os vamos a contar en el post? ¿De qué va a ir esto hoy?

Pues hoy os traemos una mini-reflexión sobre los denominados alimentos funcionales.

¿De dónde surgen estos alimentos? Pues como en casi todo, si queremos saberlo, debemos irnos a la base

Cuando lo hacemos nos damos cuenta de que, los alimentos funcionales, no son más que el resultado de una educación reduccionista y centrada en los detalles, los cuales, llevados a la práctica, resultan confusos y poco fieles a la compleja realidad.
Sigue leyendo “De cuando la nutrición parecía matemáticas, con Marc Casañas.”